Ir al contenido principal

Científicos hallan la forma de que podamos comer carne sin tener que matar animales

Informa el periódico 'The Huffington Post'. 


La popularización de este tipo de carne podría ayudar a detener la matanza masiva de animales en todo el mundo.




Un equipo de científicos liderado por Uma Valeti, cardiólogo y director ejecutivo de la empresa Memphis Meats, ha cultivado en laboratorio carne desarrollada a partir de células animales que puede ser 'cosechada' en un periodo comprendido entre los 9 y los 21 días, informa el periódico 'The Huffington Post'. 


Valeti cuenta que para el desarrollo de este tipo de carne toman unas células identificadas de un determinado animal que son capaces de regenerarse a sí mismas. "Entonces a estas células se les proporciona oxígeno y nutrientes como azúcares y minerales", indica el cardiólogo, haciendo hincapié en que la carne que desarrollan es "idéntica a nivel molecular y celular" que la auténtica.

Te puede interesar: ¿Fue Jesús clavado a la cruz?



Esta novedosa carne cultivada no conlleva efectos secundarios para la salud como son la contaminación bacteriana o las grasas altamente saturadas, revela Valeti, añadiendo que su popularización podría ayudar a detener la matanza masiva de animales en todo el mundo. "Es sostenible y está libre de crueldad", apunta.
El equipo de Memphis Meats se encuentra trabajando en el desarrollo de carne de res, cerdo y pollo, ya que estas tres son las que tienen un mayor consumo y también un mayor impacto ambiental y sobre la salud. La primera base de fabricación de este tipo de carne será establecida en EE.UU., pero se está explorando la posibilidad de instalar otras en la India y China. "Nuestro objetivo es estar en los restaurantes dentro de tres años y a la venta dentro de menos de cinco años", sentencia el científico.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…

Este es el motivo por el que algunas dietas no funcionan nunca

Cada organismo reacciona de manera individual a cada tipo de alimentación particular, señala un nuevo estudio.



Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.) ha determinado la razón por la que algunas dietas no funcionan por mucho que tratemos de perder peso siguiéndolas. Según señala su estudio, publicado en la revista Genetics, la respuesta se halla en los rasgos genéticos de cada persona. Durante su investigación, los científicos analizaron cómo los organismos de ratones -que son similares a los humanos en su composición genética y en su propensión a desarrollar trastornos metabólicos- reaccionaron a cuatro populares dietas: una "al estilo americano", con alta cantidad de grasas y carbohidratos refinados; la dieta mediterránea; la japonesa; y la dieta Atkins o cetogénica, basada en una alta cantidad de proteínas y muy pocos carbohidratos. Los ratones fueron divididos en cuatro grupos según sus cepas genéticas. Tras seis meses de observación, los in…