Ir al contenido principal

Los psiquiatras alertan del síndrome del cadáver andante

Exacerbando el miedo ante el terrorismo, las guerras y los cataclismos, la humanidad se enfrenta a un aumento de los casos del síndrome de Cotard, un raro trastorno mental nihilista.



Los médicos pueden hacer frente con bastante éxito a varias enfermedades psíquicas detalladamente estudiadas. Sin embargo, existen trastornos que pueden suponer un reto para los psiquiatras y la muerte para el paciente. Este es el caso del síndrome de Cotard, conocido también entre los especialistas como el delirio de la negación y, popularmente, como el síndrome del 'cadáver andante'.
Por vez primera ese trastorno fue descrito por el médico francés Jules Cotard en 1880. Una de sus pacientes afirmaba no estar viva y se negaba a comer y a beber (porque los muertos no comen ni beben), lo que tuvo como consecuencia que muriera de desnutrición. El neurólogo mencionó otros casos en los que los enfermos estaban convencidos de que les faltaba algún órgano vital. Algunos también creían que no existían ni las demás personas ni el mundo como tal, sino solo el vacío que rodeaba lo que les quedaba de cuerpo.
La psiquiatría contemporánea vincula el síndrome de Cotard con estados de depresión, alucinaciones y la pérdida parcial de memoria. Un sondeo de pacientes con síntomas parecidos a los de la enfermedad del 'cadáver andante' realizado en Hong Kong (China) a finales del siglo XX descubrió que todos los enfermos sufrían depresión; en aquellos casos un tratamiento rápido y eficaz propició la desaparición de los síntomas.

Te puede interesar: Júpiter será visible desde cualquier punto de la Tierra gracias a un fascinante fenómeno astronómico



Un grupo de científicos occidentales sometió a los enfermos con delirio de negación a una tomografía con emisión de positrones para registrar los procesos metabólicos en el cerebro. Se reveló que en unas vastas regiones del lóbulo frontal y el parietal el metabolismo era muy débil, casi vegetativo. Esta condición cerebral podría haber sido inducida por las pastillas antidepresivas, que todos los pacientes tomaban en grandes cantidades.
Los expertos del Centro Científico Estatal V.P. Serbski de Psiquiatría Social y Judicial, con sede en Moscú, no descartan que en un futuro el síndrome de Cotard pueda tener mucha más incidencia en la población mundial. Según detalla una publicación del diario 'Rossíiskaya Gazeta', a su propagación puede contribuir el aumento del miedo a la amenaza terrorista, los cataclismos globales y las guerras. Hay que prepararse para un brote de 'cadáveres andantes', advierten los médicos citados por el diario.
El síndrome puede desarrollarse a cualquier edad, pero se manifiesta más a menudo en personas que han llegado a la mitad de su ciclo de vida, especialmente en mujeres. Antes de que los síntomas claros de la enfermedad se hagan evidentes, el paciente pasa por un período de ansiedad o intranquilidad que dura entre algunas semanas y varios años.

Te puede interesar: La cámara detrás de la tumba de Tutankamón está "llena de tesoros"

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

Descubren un inesperado efecto del hambre en nuestro cuerpo

Los resultados de una nueva investigación pueden ayudar a millones de personas con una enfermedad que no deja de crecer.



Una reciente investigación llevada a cabo por científicos estadounidenses ha demostrado que una dieta extrema es capaz de hacer remitir la diabetes tipo 2, enfermedad considerada por los médicos como crónica y para toda la vida, informa Science Alert. Los resultados del trabajo fueron publicados este 5 de diciembre en la revista The Lancet. En su experimento los científicos analizaron a 298 adultos de entre 20 y 65 años de edad que tenían diagnosticado la diabetes tipo 2 a lo largo de al menos 6 años. Los participantes en el estudio fueron divididos en 2 grupos: un primero en el que seguían un programa de control de peso y un segundo en que recibían un tratamiento ordinario para la enfermedad. A lo largo de un período de entre tres y cinco meses los integrantes del primer grupo tenían que ceñirse a una dieta baja en calorías. Los participantes consumían solo entre 8…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…