Ir al contenido principal

Joven acude por dolores al oftalmólogo y encuentran un gusano que le perforaba un ojo


Un adolescente mexicano, de 17 años, perdió la vista en un ojo por causas que asombraron a los especialistas.



Tras presentar problemas de visión y dolores en los ojos, un joven mexicano de 17 años acudió a una revisión médica y los especialistas, al examinarlo, se llevaron una sorpresa mayor.
En su inspección, los médicos notaron un extraño reflejo dentro del globo ocular. Se percataron de que había inflamación, sangramiento y algunos orificios alrededor del iris, informó el 'The New England Journal of Medicine'. Finalmente hallaron dentro de su ojo derecho un gusano que perforaba el iris.
De acuerdo con los especialistas, el gusano era del tipo trematoda, una clase de parásitos que perfora agujeros en el cuerpo de su huésped. Se le encuentra en los vertebrados y hay uno en particular que ataca los ojos de los peces.
En los humanos, en cambio, su ataque suele producirse en órganos internos, en especial el hígado, los pulmones o intestinos, nunca en el ojo, por lo que se trata de un caso insólito.
Al parecer, el chico vive en una zona rural y desde tres semanas antes había  perdido la visión en su ojo derecho. El día que acudió a revisión sólo era capaz de detectar movimiento cuando alguien movía una mano a pocos centímetros de su rostro.
Para los especialistas es una incógnita cómo llegó el parásito al ojo ,ya que ni los análisis de sangre ni las muestras de heces revelaron signos de una infestación parasitaria.
Los galenos extrajeron el incómodo invasor por medios quirúrgicos. Medía unos tres milímetros de largo. Debió ser cortado en trozos más pequeños para poder sacarlo, y por esa razón no se pudo identificar con precisión a qué especie pertenecía.
El parásito dañó de manera irreversible el iris y la retina. El joven sanó, pero no recuperó la visión en su totalidad.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…

Este es el motivo por el que algunas dietas no funcionan nunca

Cada organismo reacciona de manera individual a cada tipo de alimentación particular, señala un nuevo estudio.



Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.) ha determinado la razón por la que algunas dietas no funcionan por mucho que tratemos de perder peso siguiéndolas. Según señala su estudio, publicado en la revista Genetics, la respuesta se halla en los rasgos genéticos de cada persona. Durante su investigación, los científicos analizaron cómo los organismos de ratones -que son similares a los humanos en su composición genética y en su propensión a desarrollar trastornos metabólicos- reaccionaron a cuatro populares dietas: una "al estilo americano", con alta cantidad de grasas y carbohidratos refinados; la dieta mediterránea; la japonesa; y la dieta Atkins o cetogénica, basada en una alta cantidad de proteínas y muy pocos carbohidratos. Los ratones fueron divididos en cuatro grupos según sus cepas genéticas. Tras seis meses de observación, los in…