Ir al contenido principal

El exceso de ejercicio provoca que sus músculos se 'devoren' a sí mismos


"Todavía no tengo la energía que solía y eso me da mucho miedo", asegura esta mujer diagnosticada con rabdomiolisis.

El exceso de ejercicio ha provocado que una mujer de Sandhurst (Reino Unido) sufriera una enfermedad potencialmente mortal en la que sus músculos comenzaron a 'devorarse' a sí mismos, informa el periódico Daily Mail.

Una jornada del pasado septiembre, Amelia Burns regresó a casa tras su sesión diaria en el gimnasio, sus brazos aumentaron de su tamaño de manera considerable y se desmayó. "Me parecía a Popeye", se lamenta esta mujer.

Esa extraña inflamación continuó durante dos días, impedía que ni siquiera pudiera levantar las manos por encima de su cabeza y provocó que "nunca" se hubiera sentido "tan mal" en su vida.

Finalmente, Burns fue hospitalizada y diagnosticada con rabdomiolisis, una afección que provoca que el tejido muscular se descomponga, fluya por el torrente sanguíneo y pueda causar la muerte.

Amelia Burns prosigue su recuperación, pero no puede realizar las mismas sesiones físicas debido a que "todavía no tengo la energía que solía" y eso "me da mucho miedo".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Logran erradicar el VIH por medio de un tratamiento experimental

La gente infeliz tiene estas 6 cosas en común

Tomar de la mano a otra persona puede hacerte sentir menos dolor