Ir al contenido principal

La metamorfosis de nuestros cuerpos será una realidad en el futuro

Informa 'Daily Mail'.


En función de como cambien las condiciones de vida de nuestro planeta, el cuerpo humano podría desarrollar cambios sorprendentes e impensables, tales como branquias.



En el futuro nuestro planeta cambiará y los humanos tendremos que adaptarnos a nuevas realidades, como una nueva glaciación, el derretimiento de los polos, lo que exigiría adaptarse a vivir bajo el agua, o la necesidad de conquistar otros planetas. Algunos cambios experimentados por el cuerpo humano serán productos de la evolución, mientras que otros podrán ser introducidos artificialmente.
El doctor Matthew Skinner, antropólogo de la Universidad de Kent, ha examinado los cambios físicos que podrán sufrir los humanos en el futuro, informa 'Daily Mail'.

Te puede interesar: Presentan el primer 'smartphone' que se fuma


Vida acuática

Si el nivel del océano se elevará, los humanos adquirirían algunos rasgos propios de los peces y los anfibios.
En particular, nuestra especia podría desarrollar manos palmeadas, optando incluso por agregarnos branquias artificiales para poder extraer el oxígeno del agua. En resultado, los pulmones ya no serán tan necesarios como hoy y el tórax se reduciría.
Además, es de esperar que para poder ver mejor bajo el agua evolucionen los ojos gracias a una capa adicional en la retina, como, por ejemplo, les ocurre a los gatos que ven muy bien cuando apenas hay luz. Otra adquisición útil podría ser un párpado transparente para proteger los ojos del agua. Tampoco nos molestaría tener más grasa corporal adicional.

Te puede interesar: Vídeo: ¿Cómo seremos los seres humanos dentro de 1.000 años?

La edad de hielo

Si el planeta se cubriera de hielo y escasearan los recursos, el cerebro ya no sería tan necesario como la fuerza física, por lo que habría de esperar que los humanos fueran más altos y corpulentos, especialmente los varones.
Asimismo, nos volveríamos más blancos porque la piel pálida es capaz de obtener vitamina D cuando hace menos sol, y presentaríamos más vello corporal como defensa frente al frío. Además, las narices y los cráneos aumentarían de tamaño para poder calentar mejor el aire inspirado.

Te puede interesar: ¿Por que es peligroso recalentar la comida?

La vida extraterrestre

Sin embargo, para poder vivir en otros planetas con condiciones gravitacionales diferentes a las de la Tierra, necesitaríamos características opuestas. Así, si en otros planetas los humanos no tuvieran que protegerse de los enemigos naturales, el tamaño corporal se reducirá considerablemente.
En los planetas con menos gravitación sería menos necesario caminar, por lo que los humanos podrían desarrollar piernas más cortas y brazos más largos, equiparándose más o menos en tamaño.
Además, podríamos empezar a usar nuestros pies para agarrar los objetos, por lo que, probablemente, el dedo pulgar 'se separaría' del resto de dedos, como ocurre en las manos. 
Asimismo, es probable que, alimentándose a través de pajitas, los humanos no necesitaran más usar los dientes y los perdieran, por lo que las bocas, las mandíbulas y las caras, en general, también se reducirían. 

Comentarios

  1. Creo que podría haber cambios en el organismo, si fuera como se expresa en el documental, pues el organismo se adapta según la condiciones en que nacemos, por ejemplo a un bebe recién nacido se le saca una especie de mucosidad para que pueda respirar, pues cuando esta dentro de la pansa de la Madre la utiliza para no ahogarse!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

Descubren un inesperado efecto del hambre en nuestro cuerpo

Los resultados de una nueva investigación pueden ayudar a millones de personas con una enfermedad que no deja de crecer.



Una reciente investigación llevada a cabo por científicos estadounidenses ha demostrado que una dieta extrema es capaz de hacer remitir la diabetes tipo 2, enfermedad considerada por los médicos como crónica y para toda la vida, informa Science Alert. Los resultados del trabajo fueron publicados este 5 de diciembre en la revista The Lancet. En su experimento los científicos analizaron a 298 adultos de entre 20 y 65 años de edad que tenían diagnosticado la diabetes tipo 2 a lo largo de al menos 6 años. Los participantes en el estudio fueron divididos en 2 grupos: un primero en el que seguían un programa de control de peso y un segundo en que recibían un tratamiento ordinario para la enfermedad. A lo largo de un período de entre tres y cinco meses los integrantes del primer grupo tenían que ceñirse a una dieta baja en calorías. Los participantes consumían solo entre 8…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…