Ir al contenido principal

Un matemático uzbeko afirma haber resuelto la ecuación del millón de dólares

Informa el portal arxiv.

Las ecuaciones de Navier-Stokes, catalogado como el sexto problema matemático sin resolver del milenio, que intenta explicar la mecánica de fluidos y partículas, parece estar resuelto.

Te puede interesar: La verdadera historia de la muñeca Annabelle




El matemático uzbeko Shokir Dovlátov, de la Universidad estatal de Karshi, Uzbekistán, aseguró haber encontrado la solución a uno de los enigmas matemáticos que los científicos llevan años queriendo resolver, el de la mecánica de fluidos y partículas.
"En este trabajo se resuelve el sexto problema del milenio, demostrando la existencia de una solución a las ecuaciones de Navier-Stokes con las condiciones de contorno periódicas en las variables espaciales", anuncia Dovlátov junto a su publicación en el portal arxiv.

Te puede interesar: ¿Qué le pasará a nuestro planeta cuando el Sol se apague?



El matemático expone aquí, en ruso con una pequeña descripción en inglés, su tesis de sobre los teoremas y ecuaciones de Navier-Stokes. Según anunció el Instituto Clay de Matemática en el año 2000, la resolución a la incógnita sería premiada con un millón de dólares. 
Previamente, otros matemáticos llegaron a la conclusión de que las ecuaciones fundamentales del problema de la relación partícula-fluido, estaban "incompletas", al mismo tiempo que se intentó dar un nuevo enfoque que explique el comportamiento de las partículas en el vacío.

Comentarios

  1. Dada esta epoca para resolver esta ecuacion los Jenios tenian mas valor que nosotros actualmente

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo esta ecuación en el curso de mecánica de fluidos y como el docente no llego a ninguna conclusión; que era eso, no tiene o tenia solución

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La gente infeliz tiene estas 6 cosas en común

Logran erradicar el VIH por medio de un tratamiento experimental

Tesis doctoral de Hawking se publica en línea y colapsa el sitio de la Universidad de Cambridge