Ir al contenido principal

Un extraño trastorno cerebral 'hace desaparecer' la mitad de nuestro mundo


El síndrome de negligencia unilateral afecta tanto al mundo que tenemos a nuestro alrededor como al imaginario.



Michael Graziano, profesor asociado de psicología y neurociencia en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey, EE.UU.) ha descrito en 'The Atlantic' su experiencia con un hombre que padecía el síndrome de negligencia unilateral —también conocido como 'neglect'—, un extraño trastorno físico que puede aparecer tras sufrir tumores, accidentes vasculares o traumatismos craneoencefálicos en uno de los lóbulos parietales del cerebro.
Esta lesión genera dificultad o incapacidad para responder a los estímulos que se presentan en la parte contraria al hemisferio cerebral dañado —a pesar de que la persona no padece dificultades sensitivas o motoras—, resulta más grave si tiene lugar en el lado derecho y, en su manifestación más severa, provoca que la mitad del mundo 'deje de existir' para el paciente.

"Parecía una broma"

Para comenzar su historia, Michael Graziano explica que "hace 25 años, cuando era estudiante de posgrado, me topé con alguien a quien llamaré señor X, que se había recuperado de un derrame en el lado derecho de su corteza cerebral", un hombre que parecía "amigable, comprometido e inteligente", rondaba los 60 años y, a pesar de que le habían prohibido conducir, no tenía problemas para caminar, hablar o interactuar con la gente.
Ese señor X fue sometido a una evaluación clínica estándar: le mostraron una hoja con líneas horizontales de alrededor de 2,5 centímetros, le dieron un marcador y le pidieron que pusiera una marca vertical en cada una, pero solo vio las líneas de la parte derecha del papel.
Tras rotar el folio, el lado izquierdo quedó en el derecho y el señor X repitió el proceso:escribió encima de las rayas de la zona derecha. "Parecía una broma, pero no lo era", porque "estábamos seguros de que veía bien", destaca Graziano.

El 'neglect' también afecta al mundo imaginario

Graziano indica que el síndrome de negligencia unilateral no afecta solo al mundo que percibimos, sino también al imaginario. De este modo, si una persona con este problema cierra los ojos e imagina que se sitúa en el extremo norte de una plaza de su ciudad que le resulte familiar y la describa, solo mencionará los edificios ubicados a derecha.
Este especialista detalla que "los pacientes en se encuentran en esa situación a menudo se dan cuenta de que han dado respuestas contradictorias" y "se sienten afligidos, pero no pueden entender que el mismo concepto del lado izquierdo del espacio se les ha borrado".

¿El hemisferio afectado está 'muerto'?

El psicólogo apunta que las personas afectadas con este trastorno cerebral procesan la información, aunque no lo sepan. Este hecho quedó demostrado en otro experimento: cuando un paciente observa la imagen de una casa, la puede describir como un lugar agradable para vivir, aunque se olvide de las ventanas o los arbustos del lado izquierdo. Sin embargo, si esa misma persona mira una casa con llamas que salen de las ventanas de la parte izquierda, aunque no sea capaz de mencionarlas dirá que no le gustaría vivir allí.
En definitiva, el cuerpo recibe la información visual; "simplemente, no es consciente de ello", concluye Michael Graziano.

Te puede interesar: Un científico sugiere por qué no encontramos vida alienígena

Te puede interesar: ¿Es posible que la niña criogenizada despierte cuando sea descongelada?

Comentarios

  1. El problema es bastante serio, pregunto: con los adelantos científicos en materia cerebral, no habría forma de dar solución a las zonas afectadas, aunque fuera en parte, a través de implantes de neuroras? conectando sinapsis?...etc. posiblemente esté totalmente equivocada, pero es lo que estoy pensando...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

Descubren un inesperado efecto del hambre en nuestro cuerpo

Los resultados de una nueva investigación pueden ayudar a millones de personas con una enfermedad que no deja de crecer.



Una reciente investigación llevada a cabo por científicos estadounidenses ha demostrado que una dieta extrema es capaz de hacer remitir la diabetes tipo 2, enfermedad considerada por los médicos como crónica y para toda la vida, informa Science Alert. Los resultados del trabajo fueron publicados este 5 de diciembre en la revista The Lancet. En su experimento los científicos analizaron a 298 adultos de entre 20 y 65 años de edad que tenían diagnosticado la diabetes tipo 2 a lo largo de al menos 6 años. Los participantes en el estudio fueron divididos en 2 grupos: un primero en el que seguían un programa de control de peso y un segundo en que recibían un tratamiento ordinario para la enfermedad. A lo largo de un período de entre tres y cinco meses los integrantes del primer grupo tenían que ceñirse a una dieta baja en calorías. Los participantes consumían solo entre 8…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…