Ir al contenido principal

Este método científico le gana la batalla a la comida basura


La clave está en el sentimiento de culpa y la implicación física a la hora de servirnos la comida, aseguran los investigadores.



Incluso a aquellas personas que llevan una vida sana les resulta difícil resistirse cuando se les ofrecen unas galletas, bombones o salchichas. 
Ver comida sabrosa, aunque poco saludable, justo debajo de nuestras narices a menudo hace que incluso aquellos con una gran fuerza de voluntad caigan en la tentación. A veces es inevitable.
Pero según un nuevo estudio publicado en 'Journal of Marketing Research' lo mejor que se puede hacer en tales situaciones es simplemente servirnos nosotros mismos la comida en vez de permitir a alguien nos corte un pedazo de tarta de chocolate.
"Hemos descubierto que cuando a los participantes se les ofrece la opción de consumir comida que consideran relativamente poco saludable tienen una mayor inclinación a consumirla cuando se requiere menos participación física para servírsela", aseguran los autores del estudio, Linda Hagen, Aradhna Krishna y Brent McFerran, profesores de mercadotecnia de la Universidad de Carolina del Sur (EE.UU.), de la de Michigan (EE.UU.) y la Simon Fraser (Canadá), respectivamente.
Cuando consumir comida basura involucra esfuerzos por nuestra parte -es decir, levantarse, ir a la mesa y tomar algunos bombones- comemos menos que si alguien nos ofrece un plato de bombones.
"Suponemos que este comportamiento se debe a que estar menos involucrado físicamente en servirnos la comida nos permite rechazar la responsabilidad por comer algo poco saludable y así sentirnos mejor después consumirlo", sostienen los investigadores.
Sin embargo este método no funciona con la comida saludable, notaron los autores del informe, basado en una serie de experimentos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

Nace una bebé con el corazón fuera de su cuerpo

Por primera vez en el Reino Unido, los cirujanos consiguieron salvar la vida a un bebé nacido con esta rara enfermedad.



Una bebé británica nacida con el corazón fuera de su cuerpo ha logrado sobrevivir tras someterse a tres operaciones realizadas por cirujanos de un hospital de Leicester (Reino Unido), informa el diario The Independent. Vanellope Hope Wilkins nació el 22 de noviembre tras un parto con cesárea con su corazón fuera del pecho. La niña padece una rara enfermedad llamada ectopia cordis, que hace que la mayoría de las bebés que tienen este trastorno nazcan sin vida. La enfermedad fue detectada en las ecografías a la novena semana de gestación y los médicos ofrecieron entonces a la madre la posibilidad de interrumpir su embarazo. Sin embargo, los padres de la pequeña rechazaron la propuesta. Alrededor de 50 médicos participaron en la cirugía, detalla el diario británico. La bebé fue sometida a tres operaciones en total. Primero, los médicos colocaron el corazón en el interio…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…