lunes, 22 de mayo de 2017

Una nueva droga 50 veces más potente que la heroína pone en alerta a México y EE.UU.


Una nueva sustancia que es 50 veces más potente que la heroína y más barata que otras disponibles en el mercado ilegal preocupa a las autoridades a ambos lados de la frontera.



En la última década, el fentanilo –un potente analgésico que suele inyectarse a enfermos de cáncer bajo prescripción médica– se ha convertido en una de las drogas sintéticas de moda tanto en México como en EE.UU. Los gobiernos de ambas naciones quieren contrarrestar la amenaza de este fármaco opioide que es 50 veces más potente que la heroína.


Al inaugurar la primera Conferencia Nacional de Química Forense de Fentanilo, la embajadora de EE.UU. en México, Roberta S. Jacobson, aseguró que dicho estupefaciente "está devastando comunidades en todo el territorio estadounidense". Y agregó que dicha sustancia "es la causante de un número de sobredosis sin precedentes ya que está matando a personas de todas las edades".
En EE.UU. más de 33.000 personas murieron en 2015 a causa del consumo de opioides, entre ellos el fentanilo. "Esto representa un aumento del 72% con respecto al año anterior. Todo indica que los datos para los años 2016 y 2017 mostrarán cifras aún mayores", aseguró Jacobson durante la Conferencia inaugural celebrada el pasado 16 de mayo en la Ciudad de México.
Por su parte, el subprocurador jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República en México (PGR), Alberto Elías Beltrán, informó de que en lo que va de este año se han realizado cuatro decomisos de este estupefaciente. Y desde 2006 hasta hoy se han realizado 16 aseguramientos de dicha sustancia en distintas presentaciones.

"Cada episodio de uso médico lleva un alto riesgo de sobredosis y muerte; además, dado su bajo precio, potencia un efecto inmediato ya que los consumidores desconocen qué es lo que están consumiendo", aseguró Beltrán. "La sobredosis relacionada con el fentanilo está aumentando alarmantemente en México", concluyó el subprocurador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario