Ir al contenido principal

Encuentran un importante vínculo entre el sobrepeso y la falta del sueño


Los científicos británicos recomiendan dormir al menos 7 horas al día para estar en buena forma.



Los adultos que suelen dormir poco por la noche y tienen malos patrones de sueño son más propensos al sobrepeso y a la obesidad y tienen una peor salud metabólica, asegura un estudio publicado recientemente en la revista 'Plos One'.
Durante esta investigación, un equipo de la Universidad de Leeds (Reino Unido) dirigido por la doctora Laura Hardie estudió indicadores de la salud metabólica como la presión arterial, nivel de azúcar en la sangre y la función tiroidea en 1.615 participantes. Además, los científicos analizaron su peso y lo vincularon con la cantidad de tiempo que dormían.
Los resultados mostraron que las personas que dormían en promedio unas seis horas por la noche tenían una cintura 3 centímetros mayor que los individuos que tenían 9 horas de descanso nocturno, lo que hacía que los que dormían menos pesaran más.  
En cuanto a la salud metabólica, los científicos constataron que las personas que duermen poco tenían un nivel de colesterol HDL reducido en la sangre.
El colesterol HDL es el conocido como 'colesterol bueno', que ayuda a eliminar la grasa 'mala' de la circulación. Los altos niveles de este elemento protegen contra enfermedades como la cardiopatía, señalan los investigadores.
Para evitar estos problemas, Hardie explicó cuánto tenemos que dormir: "La cantidad de sueño que necesitamos difiere entre las personas, pero el consenso actual es que dormir de siete a nueve horas es lo mejor para la mayoría de los adultos", comentó.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

Explican cómo envejece nuestro cerebro (y por qué perdemos la memoria)

Esos investigadores vinculan las mutaciones en las neuronas con la degeneración cerebral.



Investigadores del Hospital Infantil de Boston y la Escuela Médica de la Universidad de Harvard (Massachusetts, Estados Unidos) han encontrado pruebas contundentes de que las neuronas de los seres humanos acumulan mutaciones a medida que envejecemos, según un estudio publicado este 7 de diciembre en la revista Science. Esta circunstancia confirmaría que las mutaciones somáticas los cambios no hereditarios juegan un papel en el envejecimiento y la degeneración cerebral y podría explicar el deterioro de las capacidades cognitivas de las personas con el paso de los años. Para llegar a esa conclusión, los científicos tomaron ADN de 161 neuronas individuales de 15 cadáveres neurológicamente sanos con edades comprendidas entre cuatro meses y 82 años, así como de nueve personas con trastornos neurodegenerativos que provocan un envejecimiento cerebral acelerado. El análisis de esas muestras demostró que …

Revelan consecuencias inesperadas del ejercicio físico

Científicos descubren que la actividad física cambia la composición microbiana del intestino.


Los experimentos de un grupo de científicos estadounidenses uno en humanos y otro en animales han demostrado que el ejercicio físico cambia la composición de la flora intestinal, lo cual tiene un efecto positivo para la salud, según publica la web de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE.UU.). En el experimento con humanos los científicos analizaron la flora de los participantes adultos que realizaban tres ejercicios cardiovasculares de 30 a 60 minutos 3 veces a la semana, a lo largo de 6 semanas. Como resultado de esos entrenamientos, en el intestino de los participantes aumentó la cantidad de ácidos grasos de cadena corta (AGCC, o SCFA, por sus siglas en inglés), en particular del butirato. Tras regresar al estilo de vida sedentario, las cantidades de AGCC en el intestino se redujeron de nuevo. El butirato es un ácido graso que estimula el crecimiento de las células intestinales…