Ir al contenido principal

La sustancia contra la larva del Zika, podría incrementar los casos de microcefalia

Informa Ruptly.


Entre las causas a investigar sobre el origen de la microcefalia podrían estar los piretroides, sustancias colocadas en el agua con el fin de evitar la propagación de la larva del mosquito trasmisor del virus.

Te puede interesar: Vídeo: Así se vio y se vivió el eclipse solar total a bordo de un avión




El doctor Jorge Yabkowski, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) y miembro de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, asegura que los insecticidas utilizados para el control de los criaderos de mosquitos responsables de la propagación del virus del Zika, pueden ser potencialmente peligrosos y estar más relacionados con la aparición de la microcefalia que el propio virus, informa Ruptly.
Partiendo del hecho de que la eficacia de sustancias como los piretroides (insecticidas artificiales desarrollados para controlar poblaciones de insectos) en el control de la propagación del mosquito 'Aedes aegypti', trasmisor del virus, aún no ha sido comprobada, Yabkowski considera apropiado "evitar su uso" y enfocar los esfuerzos de los gobiernos en el tratamiento de las aguas, campañas de prevención y trabajo con las comunidades en riesgo. "No fumiguemos a la gente y la intoxiquemos con algo que no sabemos si sirve o no sirve", subrayó.
Yabkowski propone continuar con los parámetros propuestos por la Organización Mundial de la Salud, que apuntan al desarrollo de estudios en el terreno para ver la relación entre el virus y la microcefalia, evitando la propagación del uso de pesticidas proporcionados por multinacionales como Monsanto, dueña de la mayor parte de las patentes.

Te puede interesar: Fotos: Así es el Titanic II, una réplica exacta de la célebre nave, que zarpará en 2018

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…

Este es el motivo por el que algunas dietas no funcionan nunca

Cada organismo reacciona de manera individual a cada tipo de alimentación particular, señala un nuevo estudio.



Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.) ha determinado la razón por la que algunas dietas no funcionan por mucho que tratemos de perder peso siguiéndolas. Según señala su estudio, publicado en la revista Genetics, la respuesta se halla en los rasgos genéticos de cada persona. Durante su investigación, los científicos analizaron cómo los organismos de ratones -que son similares a los humanos en su composición genética y en su propensión a desarrollar trastornos metabólicos- reaccionaron a cuatro populares dietas: una "al estilo americano", con alta cantidad de grasas y carbohidratos refinados; la dieta mediterránea; la japonesa; y la dieta Atkins o cetogénica, basada en una alta cantidad de proteínas y muy pocos carbohidratos. Los ratones fueron divididos en cuatro grupos según sus cepas genéticas. Tras seis meses de observación, los in…