Ir al contenido principal

Descubren una similitud de funciones entre el rostro humano y el trasero de los monos


Unos científicos han explicado por qué los chimpancés reconocen a sus congéneres por su trasero, de la misma forma que los humanos nos fijamos en las caras.



Para reconocer a los integrantes de nuestra especie y poder sobrevivir, los seres humanos tenemos una zona especial del cerebro responsable del reconocimiento facial, que permite evaluar a cada persona como un todo en lugar de por sus características individuales, según indica un equipo internacional de científicos de Japón y Países Bajos.
Como otras especies sociales, los primates también deben reconocer a cada miembro de su grupo, aunque ellos se fijan en un lugar diferente. Así, varias investigaciones ya certificaron que los chimpancés reconocen los traseros, probablemente porque esas zonas de las hembras se hinchan cuando están ovulando, una señal sexual importante para los machos.
Sin embargo, un experimento ha confirmado que esos animales 'procesan' las nalgas de manera integral y no por sus características individuales —de la misma manera que hacemos los humanos al reconocer los rostros—, con lo cual para ellos esa zona del cuerpo juega un papel más importante que las caras a la hora de reconocer a sus congéneres.
A partir de la evolución humana, posiblemente por pasar a caminar como bípedos en vez de a cuatro patas, la función que realizan las posaderas de otros primates fue asumida por la cara. De este modo, los investigadores concluyen que hoy en día consideremos que una faz simétrica, atractiva y con poco pelo tiene grandes reminiscencias... a un pompis.

Te puede interesar: La nueva advertencia de Hawking esta vez no viene del espacio

Te puede interesar: Cassini ofrece imágenes insólitas de Saturno

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

Descubren un inesperado efecto del hambre en nuestro cuerpo

Los resultados de una nueva investigación pueden ayudar a millones de personas con una enfermedad que no deja de crecer.



Una reciente investigación llevada a cabo por científicos estadounidenses ha demostrado que una dieta extrema es capaz de hacer remitir la diabetes tipo 2, enfermedad considerada por los médicos como crónica y para toda la vida, informa Science Alert. Los resultados del trabajo fueron publicados este 5 de diciembre en la revista The Lancet. En su experimento los científicos analizaron a 298 adultos de entre 20 y 65 años de edad que tenían diagnosticado la diabetes tipo 2 a lo largo de al menos 6 años. Los participantes en el estudio fueron divididos en 2 grupos: un primero en el que seguían un programa de control de peso y un segundo en que recibían un tratamiento ordinario para la enfermedad. A lo largo de un período de entre tres y cinco meses los integrantes del primer grupo tenían que ceñirse a una dieta baja en calorías. Los participantes consumían solo entre 8…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…