viernes, 21 de abril de 2017

Científicos mexicanos desarrollan un nuevo método para evitar el atracón


Investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro utilizan la estimulación cerebral para dar tratamiento a comedores compulsivos.



Un nuevo tratamiento para los comedores compulsivos ha sido desarrollado por científicos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en México. El método se basa en la estimulación magnética transcraneal para disminuir el riesgo de que la persona incurra en los denominados atracones: episodios en los que puede llegar a consumir, en menos de dos horas, hasta siete mil calorías, pero sin el efecto de rechazo observado en la bulimia.

Un nuevo tratamiento para los comedores compulsivos ha sido desarrollado por científicos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en México. El método se basa en la estimulación magnética transcraneal para disminuir el riesgo de que la persona incurra en los denominados atracones: episodios en los que puede llegar a consumir, en menos de dos horas, hasta siete mil calorías, pero sin el efecto de rechazo observado en la bulimia.


"Las estructuras frontales, específicamente las prefrontales, son áreas cerebrales que funcionan entre juez y semáforo", indicó Reyes López, puntualizando que cuando el funcionamiento de estas estructuras cerebrales disminuye, se ve limitada la capacidad de evaluar entre tomar o no la decisión correcta dependiendo de las consecuencias. Esto provoca que la persona afectada manifieste conductas compulsivas como atracones, lo que puede derivar en obesidad y otros problemas.
A pesar de que existen métodos similares para tratar otro tipo de adicciones, los investigadores de la UAQ subrayan que hasta ahora no se había considerado la estimulación cerebral para el trastorno por atracón. El equipo indicó que pronto comenzará la primera fase de prueba de este método, después de la cual se avanzaría hacia ensayos clínicos más complejos: de ser exitosos, las personas que padecen este trastorno —entre un 50% y un 70% de los que padecen sobrepeso y obesidad, según la Organización Mundial de la Salud— contarían con un tratamiento menos costoso que los disponibles actualmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario