Ir al contenido principal

Científicos revelan como experimentan la felicidad ricos y pobres


Una investigación realizada en Estados Unidos ha revelado que las emociones positivas que experimentan las personas adineradas tiene un carácter más egocéntrico.



Los ricos son diferentes del resto de la población, y esa diferencia incluye la forma en cómo experimentan la felicidad.
En lugar de sentir emociones positivas que involucran conexiones con otras personas, su felicidad se expresa con más frecuencia en forma de sentimientos que se enfocan hacia sí mismos, según muestra una nueva investigación publicada por American Psychological Association.
Sin embargo, esta diferencia no significa necesariamente que las personas de altos ingresos sientan una felicidad más total que las personas que ganan menos, según el estudio publicado la semana pasada en la revista Emotion.
Los autores de la investigación concluyeron que las personas adineradas están más aisladas de las amenazas sociales y ambientales, lo que les permite poder centrarse en sus propios "estados y metas internas", en lugar de tener que preocuparse por otras personas.
Por otro lado, aquellos que pertenecen a clases más desfavorecidas económicamente son más vulnerables a la delincuencia o a verse obligados a enviar a sus hijos a escuelas con fondos insuficientes. En sus casos, sugieren los investigadores, la mejor estrategia de afrontar las dificultades de la vida es atravesarlas en compañía, buscando el apoyo de otros.
Esto requiere que se centren en otras personas en lugar de solo en sí mismas. Para ver cómo la clase social influye en la felicidad, Paul Piff y Jake Moskowitz, de la Universidad de California Irvine examinaron datos de encuestas de 1.519 estadounidenses que respondieron a preguntas sobre los ingresos de su hogar y su estado emocional.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Logran erradicar el VIH por medio de un tratamiento experimental

La gente infeliz tiene estas 6 cosas en común

Tomar de la mano a otra persona puede hacerte sentir menos dolor