Ir al contenido principal

Medicamento contra el cáncer aumenta su precio de 50 a 768 dólares


El nuevo propietario del fármaco subió su precio en nueve ocasiones en cuatro años.



El medicamento Lomustine, vital para al tratamiento de algunos tipos de cáncer, se encareció por quince en EE.UU. en tan solo cuatro años después de que sus nuevos propietarios subieran su precio en nueve ocasiones, reporta The Wall Street Journal.
Este importante fármaco se ha empleado desde 1976 para tratar tumores cerebrales y el linfoma de Hodgkin. Sin embargo, en la actualidad el medicamento es tan elevado que muchos pacientes ya no se lo pueden permitir.
De acuerdo con el diario, el Lomustine –antes llamado CeeNU- se volvió inaccesible para muchos después de que en 2013 fuera vendido por la compañía farmacéutica estadounidense Bristol-Myers Squibb a NextSource Biotechnology, una empresa poco conocida basada en Miami. 
NextSource Biotechnology no solo renombró el producto como Gleostine, sino que también subió el precio nueve veces desde 2013. En cuatro años, una cápsula con la dosis más alta se encareció desde 50 hasta 768 dólares. También aumentó drásticamente el precio de otras dosis del medicamento, indica el rotativo.   
Por ejemplo, el Lomustine registró un aumento de precio del 20% el pasado mes de agosto, seguido por otra subida del 12% en noviembre. El rotativo subraya que aunque la patente de este medicamente ya ha expirado, no se produce una versión genérica del mismo y, por lo tanto, la compañía no tiene competidores.
Contactado por The Wall Street Journal, el director ejecutivo de NextSource Biotechnology, Robert DiCrisci, explicó que el precio se basa en los costos de desarrollo, cargos regulatorios y el beneficio que el medicamento proporciona a los pacientes. Al mismo tiempo, aseguró que la empresa proporciona descuentos para personas con pocos recursos o sin seguro médico.  
No se trata de un caso aislado en el que una compañía farmacéutica sube radicalmente el precio de medicamentos esenciales. Otro ejemplo es el de Martin Shkreli quien se ganó el sobrenombre de 'empresario más odiado' de EE.UU. tras comprar los derechos del Daraprim —un fármaco vital usado por pacientes con sida— y subir su precio en casi un 5.000%, desde 13,5 dólares a 750 dólares por pastilla.

Comentarios

  1. que pena que algo que es vital, se lo trate como un vil negocio y se pretenda exprimir mas al pobre enfermo y su familia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La gente infeliz tiene estas 6 cosas en común

Logran erradicar el VIH por medio de un tratamiento experimental

Tesis doctoral de Hawking se publica en línea y colapsa el sitio de la Universidad de Cambridge